Updated : May 18, 2020 in 未分类

Víctor Sánchez del Amo critica a los políticos por la gestión de las fases de desescalada

El vídeo de contenido sexual que se grabó el entrenador de fútbol del Málaga, Víctor Sánchez del Amo, llegó donde no debía. Y así lo anunciaba en twitter: "Estoy siendo objeto de un delito contra mi intimidad con acoso y extorsión". El 5 de enero ya denunció la "sextorsión" (chantaje sexual) y ayer día 7 tenía que hacer lo mismo al presenciar, sin su consentimiento, la difusión masiva en las redes sociales de sus imágenes íntimas. La policía no deja de advertir, sobre todo a los adolescentes, de los peligros del “sexting”: enviar fotos o vídeos comprometidos sin tener en cuenta las consecuencias. Además piden a los adultos que practiquen con el ejemplo para enseñar a los hijos las buenas prácticas. Porque las consecuencias pueden ser muy graves. De hecho Víctor Sánchez se ha quedado sin trabajo en el club, lo que ha dividido a la afición. El dueño del Málaga, el jeque de Catar, Al Thain, lo ha destituido como entrenador.

Algunos deportistas han mostrado públicamente su disconformidad con las decisiones del Gobierno en torno a la crisis del coronavirus. El último ha sido Víctor Sánchez del Amo, exentrenador del Málaga, que ha tirado de ironía para criticar no sólo al Gobierno central, sino a los políticos, en general.

La entrada asimétrica en la fase 1 por zonas ha generado el enfado del exfutbolista hacia la clase política, a quienes acusa de mentir para garantizarse su continuidad en los cargos:

Sánchez del Amo se encuentra sin trabajo tras su polémico despido del Málaga, del que le echaron después de que se filtrara un vídeo con contenido sexual con el que unos presuntos estafadores querían chantajearle.

El que fuera jugador de Real Madrid o Deportivo de la Coruña, entre otros, se une a las críticas públicas que han dedicado otros deportistas como Feliciano López, aunque el tenista, en su caso, centró las quejas a las medidas dispares con las salidas a la calle para ejercitarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *